Debuts!

Es muy raro encontrarse con un debut cinematográfico realmente alentador, y mas raro aún es encontrarse dos debuts el mismo año pero de películas de ciencia ficción, District 9 de Neill Blomkamp y Moon de Duncan Jones, cintas diametralmente opuestas que solo son unidas por el genero y por algo que se ha echo evidente en la vida diaria de cada uno de nosotros, la crueldad y la naturaleza humana.

District 9

district-9-support-non-human-rights

la supuesta llegada de una colonia de extraterrestres sirve como pretexto para que el relizador Neill Blomkanp nos muestre sin miedo a ser criticado o censurado, al ser humano cruel que hemos visto casi a diario en los noticieros. Si, esto es obvio una critica al aparteid que sufrieron nativos sudafricanos al ser marginados a colonias que mas que otra cosa eran mini campos de concentración, así es humanos marginando humanos, entonces que se podría esperar si una raza alienigena llegara a nuestro planeta buscando refugio, ya no serian las razas catalogadas de tercera en la cadena social las ultimas en la escalera, no, habría otro eslabón final en la cadena al cual ya no sería tan difícil maltratar y humillar.

El detalle del el falso documental hace que la historia fluya de una manera realista, y nos adentra cada vez mas en una aventura sci-fi que no se siente inverosímil en ningún momento.

Moon

moon-sam-rockwell-movie-poster

El debut como director de Duncan Jones hijo el mismísimo David Bowie es de esas extrañas cintas de ciencia ficción que no se centran en criaturas inexistentes o sorprendentes efectos especiales sino en la desesperación y esquizofrenia de un astronauta destinado a pasar 3 años solo en una estación lunar que abastece de energía a la tierra debido a una crisis de la misma. Cuando se acerca la fecha de el fin de su contrato de 3 años comenzarán a suceder extraños acontecimientos que nos hacen cuestionarnos la identidad de Sam.

Un drama humano con una producción impecable (cuadros panorámicos de la luna impresionantes), aderezados por la música de Clint Mansell (el mismo de el famoso soundtrack de Requiem por un Sueño) que rematan una realidad monótona y gris de nuestro personaje principal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: